Menu

Entre Londres y Torquay, tras los pasos de Agatha Christie

abril 28, 2018 - Turismo
Entre Londres y Torquay, tras los pasos de Agatha Christie

En el caso de la escritora Agatha Christie (mil ochocientos noventa-mil novecientos setenta y seis) no es sencillo hallar coincidencias entre los escenarios de sus obras literarias y aquellos que conoció la conocida autora de «Asesinato en el Orient Exprés». Para los entusiastas de Dickens es más fácil, bastaría con recorrer ciertas calles de la ciudad de Londres. El pueblo de Haworth, en la zona de Yorkshire, está asociado a la vida y obra de las hermanas Brönte. Los fieles de Jane Austen se dirigen cara Bath y Chawton.

En cambio, con Agatha Christie se hace más bastante difícil. Era una persona retraída, viajaba mucho y tuvo múltiples casas en su larga vida, en sitios como Bagdad, Londres, Oxfordshire y Berkshire. A propósito, en sus obras no se detenía demasiado a describir escenarios urbanos o bien paisajes, si bien podía llevar a los lectores con la fantasía cara Estambul, Urbe del Cabo o bien el río Nilo.

Mas sin duda amaba la zona del sur de Devon donde nació en mil ochocientos noventa, en el balneario de Torquay, en plena «Riviera Inglesa», frente al Canal de la Mácula.

Ella situó ciertos de sus relatos en determinados sitios de Torquay o bien en sus aledaños. Son lugares que el día de hoy recorren los fieles seguidores del detective Hercule Poirot y la anciana Miss Jane Marple, 2 personajes insignes en tantas tramas policiales de Agatha Christie.

Asimismo en la ciudad de Londres, que puede visitarse por medio de paquetes de viajes se la recuerda con cariño, singularmente en el West End, el distrito de los teatros. Es que «La ratonera», una obra de teatro de Christie, tiene el récord mundial por la continuidad de sus representaciones. Se estrenó en la ciudad de Londres en el mes de noviembre de mil novecientos cincuenta y dos en el Ambassador Theatre y después, en mil novecientos setenta y cuatro, se trasladó a una sala vecina, el St. Martin´s Theatre, donde prosigue en cartel.Greenway House fue restaurada y abrió como museo en 2009. Allí pasaba los veranos Agatha Christie. (AP Photo/Mark Passmore, National Trust)

En el año dos mil doce, cuando superó las veintiseis representaciones, se inauguró un monumento a Christie. Tiene la manera de un enorme libro y evoca sus textos más conocidos. El día de hoy es un imán para los turistas, está situado a metros de la estación de subte Leicester Square, en el corazón del West End.

Legítimamente, la zona inglesa de South Devon puede decir que es la patria chavala de Agatha Mary Clarissa Miller, quien tomó el apellido Christie de su primer marido, el militar Archibald Christie. Se casaron en mil novecientos catorce y se separaron en mil novecientos veintiocho, después de una extraña fuga de la escritora, que se refugió por unos días en un hotel utilizando un nombre falso. Los diarios de la temporada afirmaban que había sufrido de amnesia o bien depresión, mas resurgió sin inconvenientes después de una busca en todo el país.

Agatha se casó de nuevo en mil novecientos treinta, esta vez con el arqueólogo Max Mallowan, a quien acompañaba en sus exploraciones en Irak y Siria. «El beneficio de estar casada con un arqueólogo es que conforme una avejenta, te halla más interesante», decía ella.

De camino por Devon

La autora de «Muerte en el Nilo», entre más de sesenta novelas y libros de cuentos, nació el quince de septiembre de mil ochocientos noventa en Torquay, situada a trescientos cincuenta km al oeste de la ciudad de Londres, en el sur de la zona de Devon.

Ubicada frente al Canal de la Mácula, desde finales del siglo XIX esta urbe es el eje turístico de la «Riviera inglesa» por su tiempo afable en verano. En el mes de septiembre, se hace en Torquay el International Agatha Christie Festival, que reúne a estudiosos y curiosos, para escuchar conferencias o bien ver exposiciones de arte (www.iacf-uk.org).

Ver mas en https://www.despegar.com.ar/